Mercedes Valdeón

Investigación y Misterio

 

      

SOÑAR CON… EL MUNDO DEL ESPECTÁCULO.

 

Enero de 2018. Texto y dibujos de Mercedes Valdeón.

Los sueños no tienen límites. El mundo del espectáculo hoy en día -aparentemente- tampoco. Pero, cuando dormimos, (independientemente de si somos hombres o mujeres) y soñamos con un espectáculo, como meros espectadores o como actores protagonistas, la simbología  representada en el sueño, puede tener un importante significado que merece la pena conocer.
 

Son muchos los ejemplos interesantes en la historia de la interpretación de los sueños relacionados con el histrionismo. Tanto de todas las personas ajenas al durmiente que aparezcan en el sueño, como del propio soñador en primera persona.

 

Empezaremos por decir que -aunque en el pasado fue frecuente- la experiencia en los grupos de soñadores que he dirigido, muestra como errónea la tendencia a creer que éste tipo de sueños se produce más frecuentemente durante la infancia. No es así. Se producen durante toda la vida, sin excepción. De hecho, son los adultos de mayor edad los que viven los sueños sobre actuación artística con mayor intensidad.

Veamos unos pocos ejemplos y su breve y básica interpretación:

 

ACTRIZ O ACTOR.

Si quien duerme se desempeña como protagonista, es -generalmente y salvo excepción- buen augurio. En cualquier proyecto en curso o en fase de proyecto, tanto si es de índole profesional, amorosa, o familiar, cualquier problema o inconveniente fluirá afortunadamente y, en el caso de atasco previo al sueño, en el plazo de una lunación completa (28 días) se recibirán noticias de desbloqueo.

 Si somos espectadores del trabajo artístico de otros, será conveniente centrar la atención en aquello que nos interesaría hacer y estamos postergando -peor aún- delegando.

La frivolidad en la relación con las personas que nos rodean o un exceso de confianza, podrían conducir al fracaso o la pérdida irremediable de alguna idea o proyecto de nuestra autoría intelectual.

 Estos sueños nos recuerdan -más que cualquiera otro- que según hagamos, recibiremos.

          

EL CIRCO. DOMADORES Y EQUILIBRISTAS.

 

Cada vez es más frecuente en los humanos la necesidad de llegar a los límites de nuestra resistencia, en todo. Vivir más, aumentar nuestro atractivo, saltar más lejos, volar más alto, hacer el selfie más arriesgado… No en vano el libro Guiness de los récords cada año se convierte en best seller.

Como no podía ser de otra manera también reflejamos ésta tendencia cultural en nuestros sueños, pero conservando su simbología clásica.

La situación económica de quien duerme está en un momento de cambio, probablemente necesario y -a raíz de esto- las relaciones sentimentales y de familia pueden pasar por un momento delicado. La llamada de atención será para que centremos nuestra atención y energía en controlar compulsiones y pasiones internas. No conviene hacer nada por impulso. Es necesario planificar y consensuar con las personas a las que queremos los planes comunes presentes y futuros.


Cuando el sueño se produce en un período de exámenes o selección de personal y no se produce durante la “representación” ningún accidente ni ataque de fieras es augurio de éxito en un primer momento. Luego habrá que comportarse con extrema sensatez.

 


TÍTERES Y TITIRITEROS.

 En la interpretación de los sueños, títeres son todos aquellos humanos que no tienen voluntad propia. Aquellos que ceden -por cualquier razón-a las presiones e imposiciones externas y a intereses incluso contrarios a los propios. Por ésta razón, si quien duerme se ve manejando un títere, puede estar manipulando a alguien para priorizar su interés, pero éste abuso le pasará factura. En caso contrario, esto es, si está viendo manipular títeres y de manera especial si quien los maneja es una persona conocida, debe hacer un concienzudo análisis sobre en qué aspectos de su vida puede tener que liberarse. Sobre todo si, en algún momento del sueño llega a sentir angustia.

 

DISFRACES.

 Siempre que las fiestas de disfraces o el Carnaval aparezca en sueños, las emociones corren riesgo de desbocarse y el resultado suele ser -frecuentemente- desagradable.

Si es quien duerme únicamente el que viste el disfraz y se halla sobre un escenario, sus emociones están a salvo porque la oculta, pero ése puede ser precisamente el problema si lo que desea es establecer una relación de pareja, por ejemplo.

 Si el ambiente de disfraz es común y todos los presentes visten de forma festiva, es importante intentar recordar si conocemos realmente a las personas que vemos. Puedes estar fingiendo sus emociones y comportamientos con respecto al soñador.

 Hay que poner atención a la repetición de estos sueños porque de suceder marcan un a tendencia de riesgo. En caso de que –en medio de la fiesta- aparezcan algunas personas conocidas sin disfrazar, puede ser símbolo de su sinceridad con respecto a los intereses del durmiente.

   

DIRIGIR PELÍCULAS O CONCIERTOS Y PRESENTAR TV.

 La persona durmiente desea con intensidad ponerse al frente de su vida, de un proyecto, o de su salud, incluso podría estar valorando la posibilidad de asumir un compromiso sentimental formal. Pero éste sueño -sobre todo- pone de manifiesto la necesidad de ensayar, prepararse y ser capaz de coordinar grupos, medios e intenciones.

 

CANTAR Y BAILAR.

Es un símbolo claro de melancolía, desde la más sutil hasta la más profunda, que se mostrará en el desarrollo del sueño, a tenor de la intensidad de la voz que proyecte quien canta. Si lo hace la persona durmiente, debe reflexionar sobre la conveniencia de resolver una pareja tanto para consolidarla -si es lo que desea- como para romperla y liberarse si la situación se ha vuelto dolorosa.

Si canta un intérprete desconocido será importante recordar la composición que cante y si fuera conocida, habrá que analizar el estado de ánimo de ésa persona y cómo podemos aliviar su tristeza, en caso de que queramos o podamos hacerlo.


 

APLAUSOS.

Cuando la persona durmiente se ve sobre un escenario (no tiene por qué ser convencional) y recibe la aclamación atronadora del público de forma ininteligible, las relaciones de amistad y contacto social de las que se rodea no son del todo fiables ni sinceras. Será conveniente un análisis de la realidad y un cambio de círculos si fuera conveniente.

Si los aplausos son moderados y las caras de quien nos felicita reconocibles, puede haber éxitos a corto plazo y de corto recorrido. Podrá disfrutar del momento sin dormirse en los laureles.


 

AUDITORIO O ESCENARIO VACÍO.

 Cuando la persona durmiente se enfrenta a un escenario vacío al que -aún con los asientos llenos de asistentes al evento- no llega a presentarse ningún artista, recibe una llamada de atención acerca de la conveniencia de cambiar de profesión o de estudios, incluso de ciudad. No siente interés real por lo que su entorno le ofrece. A veces se siente una sensación de abandono total pese a no ser el artista.

 Si quien duerme es el artista sobre un escenario con el patio de butacas vacío, el mensaje es claro. Lo que hace no resulta interesante ni atractivo para las personas que le rodean. Debe cambiar su actitud, valorando aquello que más incomodidad le provoca en el momento en el que experimenta el sueño.

Es importante tener en consideración que la interpretación de los sueños puede ser muy interesante, pero sin duda es compleja, un enfoque superficial puede arrojar algo de luz, pero nunca debe tomarse como una verdad absoluta.